Archivo de la categoría: cliente

Hoy es ese día

Lo leo a diario en Twitter, lo veo en cada foto que subimos a Facebook o una red cualquiera de fotografías. En un blog o en cualquier conversación de terraza de bar, en las canciones de la radio y en los libros de poesía.
Lo veo en los ojos de los jóvenes preocupados por su futuro y aún con ello, confiados, con esa fe ciega en un futuro mejor, lo veo en los mayores preocupados por los jóvenes y por ellos mismos. En esas madres que quisieran dar todo a sus hijos y protegerles de cualquier mal.

El día de mañana vendrá y será mejor, pensamos, publicamos, imaginamos, cantamos…
Y el día de mañana no existe.

Ese momento perfecto para pedir a mi novia que vivamos juntos, ese momento perfecto de tener un hijo, ese instante perfecto en que la luz atraviese tus cabellos creando la magia…
Ese día que ansiamos y esperamos porque lo cambará todo, porque nos dará una oportunidad nueva, limpia y lista para ser distintos. Ese día que soñamos…

Amanecer en el Moncayo

Amanecer en el Moncayo

Ese día amigos míos ese día es hoy.
Hoy puedes empezar a cambiar tú solo, desde dentro, hoy es el mejor momento para dar ese paso, hoy el día en que puedes perdonar las ofensas recibidas, hoy es el día que has esperado por tanto y tanto tiempo.
No lo demores más, no esperes más. Hoy es el día. Ármate de valor y dilo, ármate de valor y pide, ármate de valor y cambia. Cambia porque esta es tu oportunidad de mejorar las cosas, este es el momento perfecto para cambiar tu vida, hoy es el día que estabas esperando.
No importa si es jueves, o viernes o domingo por la mañana. No importa si es febrero, julio o diciembre, no de les importancia al tiempo, porque no existe, porque es un correr continuo sin marcas ni calendarios. La decisión es tuya y solo tuya.
Hoy amigo mio, hoy es ese día.
Buen inicio de año, de mes, de día, de vida.

Anuncios

Las tres fases del social media

A estas alturas ya todo mundo sabe lo que es el social media. Sin embargo, la mayor parte de las empresas pequeñas y medianas lo entienden como parte de su página web. Es decir la parte social son “los botones para el facebook y eso”.

Sin embargo es mucho más que eso.

Las grandes empresas lo tienen claro y definen su sistema de actuación en la red, tanto la parte de publicidad pura como la parte social.

Para las empresas que aun no lo tienen claro, aquí hago una breve exposición de lo que es el social media (como lo vivo yo).

Las tres fases básicas de la vida social media de la empresa:

1. Arranque o inicio.

Es la primer toma de contacto con el mundo social. La definición de cuales y cuantas redes se van a usar para arrancar (youtube, facebook, twitter, tuenti, blogs, etc.) y la creación de los perfiles oportunos.

En esta parte es vital trabajar con la parte de marketing de la empresa y si es una empresa pequeña con la dirección de la misma para tener bien claro el rumbo que quieren dar a su marca.

Se hace un protocolo de comunicación social que incluya: voz, crisis, teléfonos de atención al cliente, listas de mail y los clientes que han de usarse para la gestión de todos los perfiles (hootsuite, wordpresstweetdeck, karmacrazy, etc.)

Hay que subrayar la importancia de trabajar mano a mano con los diseñadores (si se tienen) y la gente de marketing y publicidad. No metas a los comerciales en esto, ¡es peligroso!

2. Definir las estrategias de crecimiento de las redes.

El ritmo al que queremos crecer (no es solo ganar seguidores y fans por que sí y listo. ¿Tenemos infraestructura para todos?, ¿Tenemos respuesta para todos?). Definir claramente a quién vamos a seguir y quién queremos que nos siga, las promociones y acciones iniciales, los anuncios, el quién hace qué (importantísimo), cerrar las herramientas de seguimiento y reputación, cerrar los objetivos (KPI) por cada red o perfil. En una palabra, preparar el plan social media en el inmediato y mediano plazo.

3. Atención al cliente.

Definir la actuación del social media, sobre todo si es freelance o agencia. El tiempo de respuesta y que tipo de solución se le dará al cliente en cada situación prevista, qué hacer con las imprevistas, estrategias para convertir quejas en leads o colaboraciones, interacción y gestión de las mismas con nuestros fans y seguidores, análisis de los datos obtenidos, informes y toma de decisiones futuras, etc.

Durante estas tres etapas pueden surgir varias subetapas o solaparse algunas con otras, pero para efectos explicativos son suficientes.

Al menos es como yo actúo con mis clientes y me ha resultado bastante útil tener esto claro para saber exactamente en que momento esta el cliente y actuar en consecuencia a ese momento específico.

¿Y tú amigo community, como vives tu social media en el día a día?

La parte oscura del social media

Cuando hablamos de social media, la idea que se nos viene a la cabeza es: facebook, twitter, blogs, páginas webs, perfiles en las redes y una serie de imágenes de una tía (o tío aunque mayormente son chicas) guapísimos tras un ordenador con miles de amigos en su propia red personal y desde luego con cantidad de estrategias para lograr fans y seguidores.

Error. Esa es la parte romántica del social media. La que nos dice que debemos tener una estrategia bien planificada y un protocolo de crisis de reputación y un community con la habilidad de un prestidigitador.

Ya siento desilusionar a los que quieren dedicarse a este negocio. Efectivamente esta la parte bonita, cuando tus fans o seguidores reconocen tu esfuerzo y te retuitean y te siguen e interactúan contigo, aunque esa parte se consigue con esfuerzos titánicos de parte de los social media.

De lo que yo quiero hablar hoy es de la otra parte, del gemelo malvado del social media. Este aparece cuando manejas una cuenta de una empresa pequeña, o micro, mediana como mucho y carece de todo lo elemental. Todo. En este tipo de empresas con la situación económica actual, se tiene al community por ahí, aislado sin ningún tipo de orientación acerca de nada. Me explico.

Te contratan (¡woohoo!) y empiezas haciendo los perfiles de las cuentas que quiere tener la empresa. Cuando llega el momento de preguntar: ¿en qué tono quieres que me dirija a tu público? ¿Hay algún manual de comunicación interna? ¿Tienes claro lo que quieres conseguir con estos perfiles? ¿Hay alguna línea a seguir cuando las quejas surgen? ¿Tienes un departamento de atención al cliente que nos pueda orientar? ¿Debemos alinear la estrategia con la parte comercial?

A todas estas y más preguntas la respuesta es no. Un no rotundo y sin remordimientos. ¡para eso te han contratado! Jejeje, empieza la fiesta.

Y no digamos cuando hay una crisis.

Estas solo ante el peligro. Nadie te va a decir que hacer o como responder. Tendrás que acudir a tu conocimiento de la empresa y derivar a quién corresponda y si tienes suerte te ayudarán con el problema, si no… ¡es que para eso te han contratado!

Hay que estar atentos a lo que se viene encima. Ya se sabe que una de las máximas es no borrar los comentarios negativos. ¿Hasta que punto no los eliminas? ¿Cuándo empieza a hacerte daño de verdad? ¿Cuándo hace peligrar tu producto o tu marca?

Hay fans o seguidores que son fuertes (y son clientes de tu empresa). Pongo el ejemplo (cambio datos, para protección de mi cliente) de una famosa bloguera de enología con mas de 1000 visitas diarias a su blog y una cuenta de twittter de 10 000 seguidores y un face de 3000 suscripciones (esto no te lo dicen investigas, que es parte de tu función).

Son números grandes en una persona. Además de toda esta influencia en la red, es muy conocida en su medio que casualmente es tu público objetivo (como me divertí ese día).

¿Qué pasa cuando, insatisfecha por un producto o servicio tuyo empieza a atacar en tu propio muro? ¿Hasta cuando debes aguantar como campeón? ¿Hasta dónde tienes que dejar que haga daño en tu propia casa antes de eliminar sus comentarios?

Es una situación complicada, sobre todo porque la empresa cliente no esta conciente del daño que nos hacen este tipo de quejas.

No tienen miedo de “esas cosas del facebook” su reacción es: quítala y la damos de baja de nuestra cartera de clientes.

En este tipo de situaciones la empresa deja pasar una gran oportunidad de hacerse con un aliado de peso en el sector por no ver más allá del mundo “real”.

Como freelance que soy asesoro, explico, pongo datos sobre la mesa y si aun así la respuesta es pues bloqueala y no la dejes entrar entonces ya no se que hacer.

Mi función principal en este tipo de empresas es capear temporales no hacer estrategias de social media. No tengo ninguna base sobre la que trabajar. Ni tiempo para hacer algo que a la directiva no le va a importar.

Esta es la parte oscura del social media, cuando el gestor de las redes está solo, ya no digo como freelance, sino también al interior de la empresa. La división “mundo real” y “mundo virtual” es tan amplia que no importa lo que pase en el facebook (para la gran mayoría, las redes es solo el facebook) sino los leads que se generen.

La reputación hay que cuidarla y la preocupación principal es el mundo “real” no el virtual. Así es complicado llevar a buen término una crisis, o un simple problema.

Es aconsejable tener un bagaje amplio en atención al cliente como complemento al social media y ponerlo en práctica cada día.

Evangelizar es otra función, ser constante y seguir aportando datos, sobre todo si son malos para que se haga conciencia acerca de las redes y el poder que suponen en este mundo global e informatizado.

De momento, avisaré a mi cliente que bloquearé a su propio cliente y que nos atengamos a las consecuencias.
¿Algun comentario?

[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]

Te estoy hablando, ¿me escuchas?

Cuando hablamos de redes sociales una de las cosas que deben quedar claras son:

1. No es una herramienta de venta. Ayuda, pero no es para vender, sino para conseguir (con suerte y trabajo) leads o prospectos de venta.

2. Hay que saber escuchar.

Habrás leído muchas veces esto que es una regla de oro en las redes. Lo primero, antes de lanzarte a hacer campañas en los medios o campañas de crecimiento para tener miles de seguidores o de fans es saber escuchar.

Esto es muy complicado porque habitualmente “escuchar” lo asociamos con “monitorizar” nuestra marca y ese es un gran error.

Monitorizar nuestra marca sirve para vigilar nuestra reputación, para saber desde donde se origina una crisis, incluso para averiguar el “sentimiento” que provoca nuestra marca. También para dar respuestas rápidas de atención al cliente.

Sin embargo “escuchar” es un término bastante más amplio y que difícilmente involucra nuestra marca.

Me explico.

Si tengo una herramienta, digamos twitter o facebook y quiero buscar leads, lo primero que se me ocurre es hacer una búsqueda de mi producto o servicio.

Si yo vendo servicios aduanales y pongo en el buscador de twitter “exportar” por ejemplo, lo que me aparece es una lista de gente que se dedica a exportar, gente que ofrece eso y no busca mis servicios, por tanto esa búsqueda no me sirve (al menos no para leads, aunque si para buscar influencers o gente del medio).

Si lo pongo en el de facebook es aun peor:

Aparecen resultados exclusivamente de páginas de facebook (luego se amplia con bing, pero este buscador aun tiene mucho que hacer).

¿Qué debo buscar entonces? (y aquí esta el secreto de la “escucha activa”) lo que debo hacer es pensar en mi negocio y sus aplicaciones.

Voy a pensar en toda la gente que tiene problemas con las aduanas.

(Esto hay que extrapolarlo a tu producto o servicio) y eso es lo que realmente voy a buscar en twitter.

Pongo en el buscador: “trabas aduana” (por usar un término más o menos del sector) y ahí si hay escuchas que valen la pena.

Son gente que tiene un perfil en twitter y que comenta que tiene problema para exportar.

Escuchamos, leemos sus comentarios y entramos en la conversación sin proponer nuestros servicios (el famoso engagement).

Por ejemplo este tuit de la imagen:

Le respondo a esta persona que efectivamente hay muchos problemas, pero que con un buen conocimiento de las normas y las instancias, es más sencillo importar y exportar. Si puedo le dejo una invitación a mi web y que ella decida. No intento venderle nada, sino primero empatizar con su problema y luego ofrecerle una solución no invasiva.

Y así sigo haciendo búsquedas como las del ejemplo.

Es mucho más trabajo sí, pero más efectivo, a mi modo de ver.

Al menos ese es el método que utilizo yo para escuchar activamente con cada uno de mis clientes ¡y me ayuda a buscar leads!

¿Cuál es tu forma de escuchar? ¡Me encantaría enriquecer mi sistema!

Si te gusto este post, compártelo en tus redes sociales (lo digo a pesar de que no me hagas caso ;))!

[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]

Seamos honestos: con un blog no te harás rico

iamgen de chatygeek.comHace unos años todos los que estabamos metidos en social media sabiamos que un blog era una manera sencilla de iniciar un negocio en la red.

Años, digo porque ahora ya no es lo mismo. La evolución misma de la red nos ha llevado a una sobre información.  Antes con traducir buena información ya existente era suficiente. Después de esa primera ola lo que importaba era aportar contenidos y con eso bastaba.

Hoy si queremos hacer un poco de dinero extra con un blog debemos tener muy claro que un buen blog no es una medida inmediata para hacerse rico, sino que es un plan a medio y largo plazo. Para poder explotar este medio han de pasar varios meses y haber trabajo duro detrás del mismo.

Aqui te dejo unos consejos que espero puedas ver en mi propio blog  (lo migro a otra platafora dentro de un mes) y que seguramente serán de ayuda para otros.

1. Aporta valor.  Todo mundo dice esa frase pero no dice el como. Este valor  se aporta escribiendo sobre cosas que realmente conozcas. Es decir, no basta con saber de algo, o investigar sobre algo. Sino que hay que saber. Eso se nota al escribir. Pueden ser experiencias propias o de segunda mano, pero vistas por ti mismo, no que te hayan contado o que escuchaste por ahí. El conocimiento es el veradero valor, no el contenido en si mismo, sino el conocimiento en primera persona.

2. Habla de lo que te gusta. Esto va de la mano con el punto anterior. Si te gusta algo, te apasiona algo, tienes más de la mitad del camino recorrido. Es sencillo encontrar formas de hablar de lo que a uno mas le gusta hablar, ya sea de fútbo, de física, de la forma de las nubes, de la teoría de redes, da igual. Lo importante es que te guste, te ahorrará muchos problemas y sobre todo tiempo.

3. Dedica tiempo al blog. Esto es tan importante como lo otro. Si tengo un blog y escribo una vez cada 6 meses, aunque sea muy bueno y conecte con la gente se olvidarán de mi. Es complicado tener un amigo cercano al que solo vemos una vez cada 6 meses. No digo que imposible, pero si muy complicado. Al menos intenta mantener dos o tres entradas semanales (eso intento yo de dos a tres, aunque lo ideal es entre cuatro y cinco por semana).

4. Planifica. Hazte un sencillo calendario mensual el el que pongas lo que publicarás cada semana, asi evitarás varios dolores de cabeza, sobre todo el ¿y de qué hablo ahora? que es tan malo. También te ayudará a saber qué buscar si necesitas apoyo en tus articulos.

Por último te dejo aqui una listita de posibles posts cuando ya tienes un tema definido, asi evitarás quedarte “seco” en determinado momento.

  • tendencias de tu tema de interés (industria, deportes, moda, etc.)
  • top 10
  • consejos sobre tu tema
  • eventos del tema de tu blog
  • opinión
  • encontrar un blogger invitado (¡o que te inviten!)
  • pros y los contras de (algo de tu tema)
  • personas importantes en tu sector (o tema elegido)
  • libros útiles en tu tema
  • lista de recursos útiles para tu tema
  • series de posts
  • tu tema para principiantes
  • estadísticas de interes en tu tema
  • lista de las herramientas basadas en la Web
  • legislación
  • mitos y realidades
  • estudios de casos
  • problemas en tu tema que requieren atención

Listo, ya con esto tendrás varios puntos de apoyo para escribir en tu blog. Y recuerda un blog necesita tiempo si quieres que sea visitado. ¡atrevete a empezar y cuentame que tal te ha ido!

Por cierto, puedes compartir este post en tus redes sociales 🙂
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]
Buen dia!

Lo que no te han dicho de las listas de correos

Todos saben que yo soy pro mailings, es un tipo de publicidad que funciona bien.

Sin embargo no solo tiene bondades, sino que su parte oscura es también tan grande como la buena.

Aqui expongo mi versión con lo que yo he vivido para hacerme con una base de datos.

De manera ilegal existen caminos que no me ha tocado recorrer para conseguir listas de correos, aunque más de una vez me ha tentado comprar una base de datos, porque como todos tengo necesidad de conseguir direcciones de correo para mis campañas de email, pero prefiero hacerlo por la vía lenta y dolorosa de la legalidad.

1. El primer paso es definir bien mi target, pondré mi propio ejemplo, ya que no conozco como lo hacen ni mis clientes ni mis colegas, bueno si, pero no lo voy a publicar aquí ;).

Como decía, el primer paso es definir el target. Mi negocio esta orientado a otros negocios, por tanto es un B2B, lo que me interesa son empresas. Dentro de las empresas, no quiero cualquiera, sino alguna que este a mi medida de tiempo y recursos. Como soy freelance no me lanzo a ofrecer mis servicios a cocacola o inditex, no porque no quiera, sino porque ellos tienen un departamento para esto, sino que segmento más abajo.

Este es en realidad el paso número 1 para hacer la base de datos, la segmentación.

2. Como ya se lo que quiero, busco los directorios de empresas de mi localidad, no todos, porque me interesan las empresas pequeñas, realmente pequeñas, reviso los correos electrónicos que están publicados y que son públicos y los guardo en mi base de datos. Es importante que sean públicos, porque la ley de protección de datos es muy dura a con este tema.

3. Pido las direcciones a las tiendas de mi entorno cercano: la papelería del barrio (que tiene página web), el bar de copas a donde voy habitualmente, etc. Para este paso tienes que olvidarte de la vergüenza o del miedo al ridículo, si quieres conseguir algo, a por ello sin  miedo. Estos correos son perfectamente legales porque nos los dan voluntariamente. De paso ya les ofrezco mis servicios, sobre todo si aun no están en las redes J.

4. Hago uso de mis listas de correo personal, y les pido que envíen mi tarjeta de presentación (en software, claro) a sus propios contactos, a modo de carta cadena. Esto hay que hacerlo una única vez y como un favor personal. La mayoría accede, aunque si dicen que no, no insistas, es peligroso.

5. Evidentemente las redes. En este blog hay un formulario de suscripción perfectamente legal de dónde puedo colectar direcciones. Hay que poner una página de contacto para que la gente pueda dejar su correo legalmente tanto en la web como en el blog, en el facebook en cualquier sitio que tengamos en la nube. Sobre todo mi correo es público, cualquiera puede escribirme y una vez hecho, tengo otro correo más.

6. Por último, aunque no lo he hecho más que una vez y no me ha funcionado como yo quería, las cartas cadena. Habitualmente yo borro las direcciones de otros cuando decido abrir alguna, sin embargo una vez se me ocurrió coger todas las direcciones de mail y lanzar un banner solo con esas direcciones. La mayoría no llego siquiera a las bandejas de entrada y además corres el peligro de ser marcado como “spammer” y adiós a tu cuenta de correo para hacer campañas.

Como ves es un camino largo y doloroso, pero si se hace por la vía legal puedes conseguir una base de datos bien segmentada y con amplias posibilidades de conversión. Existen empresas que pueden proveernos de correos legales y segmentados, si te interesa hacer una campaña masiva y potente. De lo contrario, el ir aunque sea lentamente es preferible.

¿Algún consejo que quieras compartir? ¿Cómo consigues tu incrementar tu base de datos?

No te pido que compartas porque de todas formas, me he dado cuenta que no lo haces 😉
¡pero puedes suscribirte!
Abajo del todo, esta el formulario 🙂

Gracias!

¿Problemas con twitter? Tips para gestionarlo

Cuando hablamos de twitter no centramos en como conseguir más seguidores, como hacer engagement con ellos y como generar leads entre nuestros seguidores, además de las campañas promocionales.
Sin embargo dejamos un poco de lado la gestión en si misma de la cuenta. Aquí tengo algunos consejos que a mi me han funcionado. Espero te sirvan a ti también!
1. ¿A quién sigo?
Yo uso ayudas externas, es decir software especializado. Miro las listas de commun.it (sugerencias de a quién debería seguir y eligo algunos cada día, segun su nivel de influencia o de implicación en mi linea de negocio, busco en social bro los mas importantes y les sigo. A veces miro la cantidad de seguidores o las diversas clasificaciones en klout, peer index u otros. A los clientes o simpatizantes los sigo a todos, sin distinción ninguna, que son ellos los que nos dan vidilla en el time line. Existen otras herramientas en el mercado, pero yo me quedo con esta.
2. ¿Bienvenida a todos los follower nuevos?
No. Al principio cuesta no darle la bienvenida a todos y cada uno de nuestros seguidores al TL, pero cuando desborda el trabajo, prefiero no hacerlo a todos, pero si a algunos, lo que s hago es revisar todos los perfiles.
Puedes hacer uso de los robots para dar bienvenidas automáticas, aunque yo no lo recomiendo. Después de todo hablamos de personas y se dan cuenta cuando no hay un humano detrás.
3. ¿A quién dejo de seguir?
Aqui también sugiero la ayuda de software. Particularmente uso social bro y commun it. El primero me da la lista de actividad y a aquellos que no tienen actividad, dejo de seguirlos. Con commun.it también uso las sugerencias de a quién dejar de seguir e intento dejarla a ceros, ya sea cambiando los perfiles de lista (a los que quiero seguir a pesar de todo) o dejando de seguir a los que no tienen ningun tipo de actividad. Otra opción que uso es el nivel de influencia, pero eso es muy relativo y depende de cada cuenta.
4. Orden en el TL
Desde el principio agrupar a los seguidores en listas. Tanto tweetdeck como social bro y commun.it dejan manejar estas listas y asi puedes tener control de todo y no perder los tweets que realmente queremos seguir.
5. ¿Donde encuentro seguidores?
Existen diversas herramientas para este fin, personalmente estoy probando con bottlenose que hasta donde la he probado va muy bien, además de itweetlive y alguna otra más, ambas nos dejan buscar de acuerdo a los criterios o keywords que necesitamos.
6. Monitorizar cuentas
Para monitorizar todas las interacciones utilizo conversocial, que me da todas las interacciones de cada cuenta, las puede priorizar y archivar además es bastate flexible en su manejo, además tiene estadísticas interesantes que ayudan a mejorar las conversaciones.
También social bro (si haces una lista para menciones) y tweedeck hacen esto. Hoot suite también tiene esta función, entre muchos otros.
7.¿ Cuándo y cuántos tweets por día?
La cantidad de tweets varia entre 1 y 3 al día para mis cuentas cliente. La personal, como bien saben todos mis seguidores puede llegar a 20 diarios. Tomando en cuenta que la vida media de un tweet es de una hora hay que tener muy claro nuestra prioridad al publicar. Es decir, ¿en horario de mayor audiencia? ¿cuando haya audiencia media? Aunque hay distintas teorias yo prefiero poner un tweet en máxima audiencia y otro en baja, asi me aseguro que los que ven el tweet no de distraigan con otros al mismo tiempo. Exiten muchos softwares que te dicen cual es el mejor horario para tus tweets. Yo utilizo croodbooster y timely, aunque estos datos también los tiene hootsuite, social bro y muchos otros.
Desde luego no uso todas las herramentas a la vez. ¡No acabaría nunca!  🙂 pero dedico un tiempo por semana a cada una de ellas.

¿Qué os parece? ¿echais algo en falta? Me encantaría contar con vuestras sugerencias!

Por favor sentiros libres de compartir el post si os ha gustado.

¡Gracias por compartir! (un RT no estaría mal he? ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]