Archivo de la categoría: medición

5 señales de peligro de tu marketing de contenidos

¿Estas haciendo un buen marketing de contenidos?
Casi siempre pensamos que sí, que estamos haciendo todo lo posible por hacer el mejor marketing de contenidos que podemos generar.

Como buenos social media, comprometidos con el plan de marketing digital,  nos preocupamos de tener contenidos con gancho, que atrapen a nuestra audiencia y logren el objetivo para el cual están siendo creados.

Sin embargo, debemos estar atentos a las señales de peligro que nos envían nuestros análisis acerca de nuestro marketing de contenidos. Existen señales que nos indican que algo no esta bien, aquí algunas de ellas con las que yo me he encontrado.

Señal #1 Publicar a diario es lo mejor para mi blog

Cuando estas escribiendo en tu blog un post diario sin aumentar tu base de suscriptores algo esta mal. Dedica más tiempo a mejorar el contenido y no te preocupes por no publicar todos los días. Sobre todo si eres freelance o bloguero independiente. Un buen post semanal o quincenal que enganche a tus lectores vale más que uno diario que los deje indiferentes. Analiza tus resultados y ajusta tu calendario de publicaciones.

Señal #2 ¿Contenidos en redes? ¡Si son solo actualizaciones de estado!

Error. El marketing de contenidos esta en todas partes. El blog es solo una parte de ellas. Los artículos del blog nos sirven para crear marca en todas las redes. Muchas veces una buena entrada del blog es la mejor actualización de facebook. Y no solo esto, el primer párrafo del post puede servir como acceso a un landing page (like-gate, para facebook) al cual solo se entrará con un like (todo esta conectado) y así, la gente que quiera saber más ¡tendrá que conectarse con nosotros!
En twitter un post es contenido, y además nos puede llevar al público que no estábamos considerando. Interesante ¿no?

Señal #3  Mi web no necesita contenidos, ¡para eso tengo las redes sociales!

Los contenidos en las redes se mueven, lo mismo sucede con nuestra web. ¿Acaso es estática? No, los contenidos se actualizan, sobre todo dependiendo de la estacionalidad de nuestro negocio. Si vendemos flores, los textos son especiales dependiendo la época del año, si tengo un estudio fotográfico, se que hay que animar a la gente en época de graduaciones, bodas y comuniones, y  ya no te cuento si vendemos frutas y verduras… Todo el contenido tiene un sentido y si no lo estas actualizando… tu estrategia de marketing de contenidos necesita una revisión.

Señal #4 Con publicar buen contenido es suficiente, se promociona solo

Otro error. Un buen post no obtiene tráfico por ser el mejor post escrito sobre un tema, sino porque la gente sabe que esta escrito. La mayor parte del trabajo de escribir un artículo no es escribirlo, sino promocionarlo. Hay que invertir tiempo en dar a conocer nuestros artículos: redes sociales, directorios especializados y sectoriales, sindicación… esta es la parte más difícil del social media y la mas lucrativa. Sin difusión no estamos logrando nada, aquí es donde se debe invertir la mayor parte del tiempo para tu marketing de contenidos.

Señal #5 Escribir bien es suficiente, no me hace falta “optimizar para SEO”

Google sabe leer todos los contenidos de la web, independientemente de cómo se escriban. Sin embargo prioriza aquellos que son consistentes y están bien estructurados. No es suficiente una buena redacción y una ortografía impecable. Si quieres sacar ventaja de google (y créeme, quieres), tienes que jugar según sus reglas y una de ellas es poner las palabras clave en los lugares correctos. Ayúdate de herramientas como keyword tools de google Adwords para saber qué palabras son las mejores y si trabajas con wordspress en tu blog, encontrarás plugins que hacen ese trabajo para ti.

 Estas son las 5 señales básicas que yo tengo muy en cuenta cuando trabajo con mis contenidos para el marketing. Ahora te toca a ti. ¿Estás haciendo un buen marketing de contenidos?

 Si te gusto el artículo ¡compártelo en tus redes!

Anuncios

Haz funcionar tus campañas de email marketing

Diariamente recibimos en nuestros correos docenas (algunos más otros menos) de correos con publicidad de productos y servicios.

La mayoría va directamente a la carpeta de basura (si tiene suerte, de lo contrario acaba en la de SPAM que es peor), pero algunos afortunados tienen la oportunidad de ser abiertos y leídos.

Y los más afortunados de todos los que recibimos diariamente nos mueven a hacer algo. Dar clic en esa increíble oferta solo para nosotros (y otros clientes afortunados) o a visitar esa web que nos ha enviado el correo.

Pues bien, la diferencia es hacer un buen mail marketing o hacerlo mal.

Todo influye en los “ratios de apertura”. Pero… ¿Cómo hacer para que mi campaña funcione? ¿Qué debo saber y hacer para estar dentro de los afortunados?

Empezamos por el principio, como en todo aquello que  queremos hacer en marketing al pensar en una campaña de mail lo primero que debo tener claro es… ¡el objetivo! A estas alturas, querido lector, sabes que ninguna acción en social media o en marketing digital debe ser iniciada si no hay un objetivo claro.

Yo tengo definidos tres tipos de objetivos para mis campañas de mail marketing:

1. Presentación  y consecución de leads (construir confianza)

2. Recordatorios y compromisos (engagement y seguimiento)

3. Proporcionar ofertas y venta directa.

Esta es la precampaña, si no tienes claro lo que quieres conseguir, no sigas adelante.

Y elige uno y solo un objetivo. El tratamiento de cada campaña es muy distinto dependiendo lo que queremos lograr.
Teniendo mi objetivo claro la segunda parte es ¿cómo llego a ese objetivo?
Y entran en acción las llamadas a la acción y el diseño de mi mensaje.

Por ejemplo, si quiero construir confianza, mi mail debe ser con texto plano y mensaje claro y cercano, un lenguaje informal diciendo quién soy yo y por qué le escribo (propósito y presentación).
Este tipo de mailes los envío una única vez, es el primer mail que deben recibir de mi campaña. El tiempo entre este mail y el siguiente nunca debe llegar a un mes. Recomiendo una semana.

Los mailes con el objetivo de seguimiento (engagement) no son con ofertas a mi cliente, sino tipo newsletters o boletines. Poco texto y a lo que vamos. Una plantilla limpia donde se vea con claridad los contenidos que le entrego a mi suscriptor. Puedo poner imágenes pero pequeñas. El call to accion aquí es la visita a mi web principal, pero no con el fin de vender, sino de recordar que estoy ahí para lo que él necesite.

Estos mailes los enviaremos una vez por semana como máximo y una vez al mes como mínimo.

Mailes para ofertas o venta directa.
Este es uno de los más importantes. Aquí no conviene el exceso de texto. Lo justito para que nuestro receptor se enfoque en una o dos palabras tipo “ahora”; “clic aquí”; “solo para suscriptores” y este tipo de acciones (call to action o CTA). La imagen debe ser muy buena, impactante a ser posible, sin distracciones, nada de meter tus redes sociales o botones que distraigan de la acción principal, has de enfocarte en una única cosa: clic en el CTA. Esa es la misión de estos mailes.

Al igual que los anteriores, no abuses de este su envío, deja que pase un mes o al menos dos semanas entre uno y otro.

Hasta ahí el fin de la primera parte.

La segunda parte es la medición, como en todo. No te conformes con hacer una campaña. Analiza los resultados y no me refiero solo al ratio de apertura (ya sabes a menor ratio, más cara la campaña). Mira más allá de ello.

Casi todas las herramientas de mail marketing tienen la posibilidad de hacer test a/b.

Prueba con un titular en un grupo y con otro en otro grupo; yo hago esta prueba con el 20% de mi base de datos; y el titular ganador se lleva el 80% restante, así aumentas el ratio. Segmenta bien tu base de datos, por sexo, edad, situación geográfica… ten presentes todas las variables que conozcas antes de lanzar una campaña.

En marketing todo cuesta y hay que rentabilizar cada céntimo.

Por último un par de consejos:

1. No compres bases de datos. Pueden funcionar o no. Si no tienes suficientes suscriptores trabaja en ese tema antes de hacer campañas (aquí viene mi anuncio, ¡contrátame!).

2. No hagas una campaña con menos de 100 mailes, no te merece la pena el esfuerzo. (Al menos en mi experiencia.).

Recuerda, el contenido es la columna vertebral del mail marketing, no hables de tu producto, incluso cuando lo vendas. Habla del problema de tu cliente y de cómo tu producto puede solucionarlo.

Si te gusto el artículo ¡compártelo en tus redes!

6 claves para hacer encuestas online infalibles

Las encuestas online son una buena herramienta de ayuda en el marketing online  y en las redes sociales. Dan dinamismo a una comunidad y se obtiene valiosa información de nuestros usuarios o de nuestro producto.

encuestas online

encuestas online

Sin embargo hay encuestas que triunfan y otras no. ¿Cuál es la diferencia? ¿Qué hace que una  tenga gran respuesta y otra no? Aquí algunas claves para que la tuya sea de las exitosas.

 1. Tener  claro para qué quieres hacer una encuesta. Es decir definir el objetivo. No es solo preguntar por preguntar. Tienes que tener claro qué vas a obtener haciendo la encuesta: ¿tráfico? ¿Investigación de mercados? ¿Liderazgo? ¿Viralidad? ¿Creación de contenidos?

Pregúntate: ¿Por qué estas haciendo esta encuesta? y ¿qué datos esperas conseguir con ella? ¿Cómo usarás los datos conseguidos? ¿Qué decisiones dependerán de los datos obtenidos?
Una encuesta sin rumbo solo te hará perder tiempo y dinero
.

2. Identifica a tu público objetivo. En una palabra: segmenta. Si tenemos claro el objetivo, la segmentación será solo el siguiente paso natural de quién queremos que conteste nuestras preguntas. No es lo mismo investigar como puede ser un producto nuevo o saber si tus contenidos están siendo de utilidad. ¡Y no vale preguntar a cualquiera!

3. Define el momento. Sobre todo si tenemos temporalidad en nuestro negocio. No vale preguntar en abril lo que queremos regalar en día de san Valentín o si quieres inscribirte en un curso presencial en noviembre. También es importante el día de la semana. Preguntar por la película que vas a ver en el cine cambia si lo preguntas un lunes o un viernes. También tiene que ver con la temporalidad las veces que envíes o mantengas una encuesta. Recomiendo al menos tenerla (o enviarla) 5 días consecutivos en tu muro o en los mailings.

4. Encuentra el canal de distribución adecuado. Primero define dónde harás la encuesta: landing page, google docs, mailing con un enlace de envío, diseño del mail, del landing page, etc.
Entre los canales más socorridos de las encuestas está el mailing y la acción directa en medios sociales (facebook y twitter los más famosos e inmediatos) pero no hay que descartar anuncios pagados en diversos medio o a través de eventos en directo.

Esta distribución estará dada por el objetivo de la encuesta: puedes preguntar a tu actual audiencia o bien crearla para un público objetivo distinto al que tienes ahora mismo. Así sabrás si puedes usar tus medios normales (tu base de datos, tus redes, etc) o una anuncio fuera de tu circuito normal.

 5.  Mide tus resultados. Toda acción que emprendas y no midas es una perdida de tiempo y dinero. Cuando haya pasado el tiempo que has preestablecido para recibir respuestas recolecta las respuestas y analiza los resultados. Existe software para eso (SurvayMonkey, Hobspot, casi todos los proveedores de mailing, etc). Una opción manual y más barata es una hoja excel, que nunca falla J, tiene gráficos y una buena cantidad de fórmulas para aplicar. Lo más importante es vincular los resultados de tu encuesta con las acciones concretas a realizar con esos resultados y así sacar verdadero rendimiento a todo el trabajo hecho.

6. Algunos consejos adicionales: No olvides construir tus preguntas con un orden lógico y coherente. Ve de las preguntas generales a las específicas. Asegúrate que la introducción sea sencilla y que invite a responder la encuesta. No pidas información “sensible” en primer lugar, déjala para el final.

Se breve, conciso y sencillo ¡y no preguntes demasiado! Recuerda que a mayor número de preguntas, menor número de respuestas, ¡facilita tu ratio de conversión con pocas preguntas!

Usa escalas en lugar de preguntas abiertas cuando sea posible. Evita el doble sentido o las preguntas que puedan dar “sesgo” a la información.

Por último prueba tus encuestas antes de lanzarla, muéstrala a tus compañeros de trabajo y que te digan si esta clara y fácil de usar.

 ¿Y tú has probado con esta herramienta? ¿Qué tal te ha ido?

Twitter y ahorro de tiempo: las listas

Acerca de la utilidad de twitter se ha escrito mucho y casi todo es cierto.

Hoy, sin embargo quiero hacer incapié en las listas. Esa forma de organizarse la vida y ahorrar tiempo y esfuerzos con unos sencillos pasos.

Lo primero es saber qué son y para que sirven las listas. Esa es la parte fácil. Dentro de nuestra comunidad o lista de seguidores siempre hay quienes por alguna razón queremos seguir de cerca y otros que siendo importantes no es indispesable monitorizar tan de cerca.

La forma en que agrupamos a nuestros seguidores son las listas. Aislamos un grupo de personas de acuerdo a unos criterios previamente definidos, por ejemplo, yo tengo listas para mi familia y para diverdas áreas de negocio. Están agrupadas conforme a mis necesidades concretas.

¿Cuál es la finalidad real? Son dos en realidad, una, no perder de vista a mi grupo de seguidores. Dos ahorrar tiempo en búsquedas y monitoreo.

Estas son las pautas que he seguido para organizar mis listas y que me funcionan muy bien.

1- Las listas deben empezar a crearse cuando nuestro número de seguidores empieza a meter “ruido” a la comunidad. Esto es cuando la cantidad nos haga difícil ver a primera vista a aquel seguidor que nos interesa.

2- Hacere tantas listas como realmente necesite, dos, tres, veinte (límite permitido).

3- Dar nombres adecuados a cada lista. La idea es que ahorren tiempo siendo intuitivas, no las llames: lista 1, lista 2, etc. asi no sirven de nada.

4.  Sólo hay 2o listas permitidas para crear, pero puedes seguir listas ya hechas por otros y esa lista que te ahorras.

5. No esperes a que el ruido te obligue a hacer una lista, hazlas antes de que no puedas tener control en tu comunidad (empieza a partir de 100 seguidores, mientras más tarde, más tiempo).

6- Ten claro que lista será pública y cual privada (tu competencia por ejemplo, no tiene que ser pública).

7.  Revisa las listas todos los días, para eso las hemos creado, asi estaremos seguros del monitoreo que hacemos.

8. No hagas listas que no necesitas. Si con dos es suficiente, no hagas más y si con 3 no es suficiente has más. Intenta no repetir seguidores en las listas, pero esto esta la comunidad entera!

Lo importante es que no perdamos de vista aquello que nos interesa y que lo veamos de inmediato. Es importante ser los primeros en escuchas, publicar, leer, etc lo que dicen nuestros seguidores

Si no te dedicas al social media, con las listas es suficiente para tener control sobre tus intereses en twitter y si eres profesional ya sabes que hay bastantes herramientas para un mejor manejo de nuestras listas.

¿Tienes alguna sugerencia respecto a las listas? No olvides ponerlas  en la seccioón de comentarios!

¡Gracias por compartir! (un RT no estaría mal he? ;)).[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]

Métrica, haciendo visible lo invisible

Cuando aun estudiaba la carrera uno de mis profesores nos decía siempre: un sueño sin una fecha es un sueño. Cuando tiene una fecha deja de ser sueño y se convierte en objetivo.

Aun sigo aplicando el consejo. Esto viene a cuento porque el social media es muy complicado de medir y por tanto de ver. Es complicado medir elsentimiento” de una marca o el grado de “confianza” de nuestro clientes. Es fácil saber si están satisfechos o no, pero no es fácil saber cuán satisfechos o cuan insatisfechos están.

Y aquí es donde entran las métricas. Acciones que se pueden contabilizar, medir, encerrar en una caja, en una palabra se hacen visibles.

La métrica es la “justificación” del trabajo del social media. Digo justificación porque en realidad es el resultado de las duras horas frente a cada uno de los perfiles y de la cuentas. Frente a la monitorización de cada campaña y cada solución de conflictos.

Sin la métrica no tendríamos razón de ser, no porque no sea necesario el trabajo, sino porque aquellos que pagan por nuestros servicios necesitan ver, tangiblemente (aunque sea un gráfico) los resultados de nuestros esfuerzos.

Las métricas son muchas y cada red tiene una serie de herramientas definidas para ese fin, para enlazar los KPI con los resultados. Ahí están los insigths de facebook, las analytics de google, los RT de twitter, los repins de pintrest y todos y cada uno de ellos responde a una pregunta, a un fin que es medir el rendimiento tanto de nuestras marcas, productos y campañas como de nuestro desempeño profesional. ¡Estamos en exámen cada día!

Es importante medir, pero es más importante el trabajo diario y las estratégias que nos llevarán a los buenos resultados en las mediciones.

¡hagamos visible lo invisible!

Si te gustó esta artículo, ¡compártelo en las redes sociales! (un RT tampoco estaría mal ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]

Social media low cost

En tiempos como este, de crisis, la publicidad es uno de los primeros recortes.

Las empresas no tienen tanto dinero para invertir en publicidad y los esfuerzos se enfocan a lo que se puede medir más rápido y con respuestas a corto plazo.

Sin embargo, el social media  es una forma de asegurarse la supervivencia a medio y largo plazo. Y no es tan costosa como se puede pensar. La gente, cuando habla de social media tiene la idea equivocada de que o es muy cara (un departamento al completo dedicado 8 horas al dia con una serie de herramientas carísimas de suscripción mensual para mediciones, sueldos altos o agencias con precios inalcanzables) o que es gratis (hacerse una cuenta en twitter o facebook es gratis y poner comentarios no cuesta nada).

Ambas ideas están equivocadas. Se puede hacer muy buen social media con presupuestos para todos los bolsillos, desde el más generoso tipo empresa internacional, hasta uno a medida para “tienditas de la esquina”.

Cuanto hay poco dinero siempre hay alternativas, al menos esa es mi filosofía, adaptarse al cliente.

Se puede montar una estrategia de marca con un blog gratuito (tipo wordpress o blogger) sin alojamiento (el hosting propio del sitio del blog), una cuenta en twitter y una en facebook.

Las mediciones no son tan exigentes con este tipo de prespuestos y también se pueden controlar fácilmente con herramientas gratuitas tipo socialbro o hootsuit, el mismo google tool box es perfecto y gratuito).

Un buen trabajo SEO ayuda muchísimo y deja las campañas SEM para mejores tiempos.

También existen las asociaciones de comerciantes locales que juntos pueden minimizar el impacto de cualquier inversión y beneficiarse de lo que social media puede hacer por ellos.

En fin, hay presupuestos para todos. Un mal momento económico no debe ser el motivo para dejar fuera de las redes a clientes pequeños y micros.

El social media empieza por nosotros mismos como evangelizadores no solo al interior de una empresa convencida, sino hacia fuera con clientes que ven lejano el social media por costoso o sin sentido.

Ayudando a otros, nos ayudamos a nosotros mismos.

¿crees posible el social media low cost? ¿tienes algún consejo que compartir?

Si te gustó esta artículo, ¡compártelo en las redes sociales! (un RT tampoco estaría mal ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]

¿Cuanto tiempo debo dedicar a cada red?

Una vez implementado nuestra estrategia de social media, aunque sea en una tienda pequeña, me preguntan ¿cuanto tiempo debemos dedicar a este tema?.

Bueno, esta pregunta es relativamente sencilla de responder. Primero, debemos saber cuales son nuestras cuentas y nuestras números.

Partamos de supuesto que tenemos solo tres redes con dos perfiles cada red y una sola persona a atender nuestra comunidad.Twitter, facebook y un blog integrado en nuestra web. Ahora hagamos un rápido análisis de cada red y perfil. Twitter es una red que requiere mas agilidad que el resto. Esto significa que aqui debemos tener más acción contínua, lo cual no significa que estemos enganchados a twitter todo el dia.

Hasta una comunidad de cero a 1000 usuarios podemos dedicar de 2 a 3 de horas al dia incluyendo todo el pack. Monitorización, engagement, planificación y programación de todos los post (para arrancar no recomiendo mas de 9-10 tweets al dia). Además de dedicar un rato a la busqueda de leads. Mas allá de esos usuarios, es mejor contar con una persona dedicada al social media de la empresa (la que desplegará toda la estrategia).

En cuanto a facebook, este nos da un poco mas de margen. Podemos dedicar una hora u hora y media al posteo y engagement y media a la métrica. Búsqueda de comentarios y respuestas a las peticiones, del tipo que sean, no recomiendo mas de 24-48 horas sin responder algo en facebook. Siempre y cuando nuestros fans no superen los 1000.

Por último, el blog. Este se deja programar con mas holgura ya que necesita de más “curación” de contenidos. Si programamos 2 a 5 artículos por semana será más que suficiente para una comunidad pequeña (entre 3000 y 5000). Si hacemos un post diario no nos tomará mas allá de 30 minutos o una hora como mucho para optimizarlo para el SEO.

En total,  para una empresa pequeña con una comunidad de arranque, de 5 a 6 horas al día es más que suficiente (es mi recomendación, ¡pero el social media es adictivo!, nunca tendremos suficiente con unas horas) para iniciarse en el social media.

Si las tareas se dividen (aunque las coordine una sola persona) optimizaremos tanto el tiempo como la calidad de nuetros contenidos.  Aunque lo idea es que una consultoría nos inicie y enseñe a manejar y solucionar los posibles problemas y tener personal propio con un buen conocimiento de nuesta empresa para esta delicada tarea (puede ser incluso el propietario quié dirija estas acciones).

No obstante cuando mayor sea la presencia de nuestra marca, mayor será la cantidad de recursos que debemos destinar al social media. Esperando que en algun momento tengamos un departamento dedicado solo a ello.

Si te gustó esta artículo, ¡compártelo en las redes sociales! (un RT tampoco estaría mal ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]