Archivo de la etiqueta: campañas

Una campaña en twitter, desde dentro

Mucho se ha contado de cómo hacer una campaña perfecta en twitter: que si las estrategias a seguir, que si el plan de marketing, que si en engagement…. incluso de los proveedores que actualmente tenemos en el mercado para llevarnos la campaña adelante.

Sin embargo, la operativa, el inicio de todo, no lo ha contado aun nadie. Y es que la operativa es aburrida y árida, pero hay que hacerla, sobre todo si eres un freelance como yo (o un  CM que trabaja en una empresa).

Te contaré lo que yo hago cuando tengo que preparar una campaña para twitter.

Si quieres tener buenos resultados en tu campaña, tienes que tener muy claro lo que quieres conseguir. Básico, sin esto mejor no hagas nada.

En twitter lo que se busca es viralidad, que a fin de cuentas es publicidad magnificada, que la gente sepa de ti y que llegue a donde tiene que llegar: tu sitio web, tu landing page, tu cupón, etc.

Por tanto, yo divido mi plan de acción en tres fases.

Fase #1. El objetivo de mi campaña. ¿Qué quiero conseguir?

a) dinamizar mi comunidad
b) viralizar contenidos
c) promover un producto/servicio.

Fase #2. ¿Tenemos dinero? Sí, necesitamos un presupuesto.

Aquí también hay opciones dependiendo de la cantidad de dinero que te quieras gastar o que te asigne tu cliente.
Si tienes mucho yo siempre sugiero pocos tweets, pero con gente influyente y en momentos muy concretos.
Si no tienes tanto dinero (el pagarme a mi, por ejemplo es ya un presupuesto de social media y aun tiene que quedar para las acciones en las redes) hay que ir con mucho cuidado a la hora de elegir lo que queremos hacer y cómo lo vamos a conseguir. En este caso tiro de proveedores con sistema de pago por clic, recordemos que el social media no es gratis. El tema de pagos lo trataré en otro post.

Fase #3. El plan de acción.

Hay que elegir las cuentas para promover nuestros productos. Insisto hay proveedores que hacen ya ese trabajo por nosotros (no pongo a ninguno para mantener la objetividad del artículo), pero cuando eres freelance tienes que llevar la campaña tu solito.

 #Operativa primera parte.

Dependiendo de mi objetivo tomaré unas u otras decisiones. Vamos a suponer aquí que quiero la opción c) de los objetivos anteriores: promover un producto o servicio.
Lo he elegido porque es una de las cosas más complicadas de lograr en una campaña. Voy a tomar en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Impacto y alcances esperados (RT y replys) si no marcamos aquí un objetivo, estaremos tirando el dinero de nuestro cliente y nuestro tiempo. Marca un objetivo aunque el cliente no te lo pida o no le importe. Hay que medir siempre.
  • Duración de la campaña. Tiempo de exposición (lo que durará, sugiero entre tres días y un mes dependiendo siempre de tu presupuesto).
  • Frecuencia de tweets publicados, no puedes “quemar” un hashtag o un producto o molestar a la gente con tweest de publicidad todo el tiempo. Publico un máximo de 4 tweets con mi promoción por día y cuenta.
  • Fases de la campaña: arranque, dinamización y cierre.
  • Geolocalización (si aplica) dependiendo de tu cliente y sus productos.
  • Elección de promotores (los tuiteros que participarán) o proveedores (si cuentas con ellos).

 #Operativa segunda parte.

Una vez tenemos claro lo anterior, prepara una plantilla poniendo, al menos lo siguiente

  • La frecuencia de la publicación.
  • El objetivo de tu mensaje.
  • La temática.
  • El contenido visual que vas a poner (si aplica).
  • El estilo del tweet (importantísimo, pues es la voz de tu comunidad no de tu cliente), el Enlace (incluyendo el traking token).
  • El Link de tu campaña (también vital, que es donde se generarán los leads).
  • La copia de cada tweet que se publique (o URL en su defecto).

#Operativa tercera parte.

  • El presupuesto. Supongamos que tenemos solo 1000 euros. (Si es mucho puedes pensar en 10 ó 20 ó 5, los que tengas, si tu presupuesto es cero, es bastante más complicado, pero puedes tirar de amigos con sus cuentas).
  • No hablaré aquí de tweets patrocinados, que eso es sencillo, llamas a la gente de twitter y les pagas para patrocinar tus tweets. Sino de la parte dura, la parte de buscarte la vida para encontrar a tus tuiteros embajadores.
  • Contactar a los tuiteros que has elegido y proponerles un trato atractivo. Esta es la parte más difícil de la campaña (por eso hay proveedores que hacen esto ya) pero de esta forma tu controlas el presupuesto, el mensaje, las horas, todo.

Detalles finales.

Tienes que cubrir un mínimo de requisitos para los tuiteros que quieres como embajadores de tu producto o marca. En las últimas campañas mis requisitos fueron:

Antigüedad mínima en twitter: 1 año.
Tuiteros con ratio positivo (ya sabes más seguidores que seguidos).
Que tuvieran una buena interacción con su propio TL (comprobada).
Indice peerindex de al menos 50 puntos (o 40 en klout).

Para hacer este tipo de campañas, te sugiero que hayas estudiado bien a tu comunidad. La idea aquí es que deben publicar tus tuist la gente a la que sigue tu comunidad no tú directamente (ni tu cliente vamos).
Por ejemplo voy a suponer que mi cliente es una famosa marca de ropa deportiva.
No voy a poner en mi TL el anuncio de mi propio producto, sino que voy a buscar tuiteros con garra para que publiquen un tweet mío como si fuera suyo, imagina que Rafa Nadal promociona mi producto o Ronaldo o Tigger Woods, de ahí la importancia de la elección de tuiteros en la operativa primera parte.

¿Qué te parece? ¿Es como imaginabas que sería una campaña? ¡Cuéntame tus experiencias!

Si te gustó el post, ¡compartelo en tus redes!

Anuncios

Métrica, haciendo visible lo invisible

Cuando aun estudiaba la carrera uno de mis profesores nos decía siempre: un sueño sin una fecha es un sueño. Cuando tiene una fecha deja de ser sueño y se convierte en objetivo.

Aun sigo aplicando el consejo. Esto viene a cuento porque el social media es muy complicado de medir y por tanto de ver. Es complicado medir elsentimiento” de una marca o el grado de “confianza” de nuestro clientes. Es fácil saber si están satisfechos o no, pero no es fácil saber cuán satisfechos o cuan insatisfechos están.

Y aquí es donde entran las métricas. Acciones que se pueden contabilizar, medir, encerrar en una caja, en una palabra se hacen visibles.

La métrica es la “justificación” del trabajo del social media. Digo justificación porque en realidad es el resultado de las duras horas frente a cada uno de los perfiles y de la cuentas. Frente a la monitorización de cada campaña y cada solución de conflictos.

Sin la métrica no tendríamos razón de ser, no porque no sea necesario el trabajo, sino porque aquellos que pagan por nuestros servicios necesitan ver, tangiblemente (aunque sea un gráfico) los resultados de nuestros esfuerzos.

Las métricas son muchas y cada red tiene una serie de herramientas definidas para ese fin, para enlazar los KPI con los resultados. Ahí están los insigths de facebook, las analytics de google, los RT de twitter, los repins de pintrest y todos y cada uno de ellos responde a una pregunta, a un fin que es medir el rendimiento tanto de nuestras marcas, productos y campañas como de nuestro desempeño profesional. ¡Estamos en exámen cada día!

Es importante medir, pero es más importante el trabajo diario y las estratégias que nos llevarán a los buenos resultados en las mediciones.

¡hagamos visible lo invisible!

Si te gustó esta artículo, ¡compártelo en las redes sociales! (un RT tampoco estaría mal ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]