Archivo de la etiqueta: engagement

Te estoy hablando, ¿me escuchas?

Cuando hablamos de redes sociales una de las cosas que deben quedar claras son:

1. No es una herramienta de venta. Ayuda, pero no es para vender, sino para conseguir (con suerte y trabajo) leads o prospectos de venta.

2. Hay que saber escuchar.

Habrás leído muchas veces esto que es una regla de oro en las redes. Lo primero, antes de lanzarte a hacer campañas en los medios o campañas de crecimiento para tener miles de seguidores o de fans es saber escuchar.

Esto es muy complicado porque habitualmente “escuchar” lo asociamos con “monitorizar” nuestra marca y ese es un gran error.

Monitorizar nuestra marca sirve para vigilar nuestra reputación, para saber desde donde se origina una crisis, incluso para averiguar el “sentimiento” que provoca nuestra marca. También para dar respuestas rápidas de atención al cliente.

Sin embargo “escuchar” es un término bastante más amplio y que difícilmente involucra nuestra marca.

Me explico.

Si tengo una herramienta, digamos twitter o facebook y quiero buscar leads, lo primero que se me ocurre es hacer una búsqueda de mi producto o servicio.

Si yo vendo servicios aduanales y pongo en el buscador de twitter “exportar” por ejemplo, lo que me aparece es una lista de gente que se dedica a exportar, gente que ofrece eso y no busca mis servicios, por tanto esa búsqueda no me sirve (al menos no para leads, aunque si para buscar influencers o gente del medio).

Si lo pongo en el de facebook es aun peor:

Aparecen resultados exclusivamente de páginas de facebook (luego se amplia con bing, pero este buscador aun tiene mucho que hacer).

¿Qué debo buscar entonces? (y aquí esta el secreto de la “escucha activa”) lo que debo hacer es pensar en mi negocio y sus aplicaciones.

Voy a pensar en toda la gente que tiene problemas con las aduanas.

(Esto hay que extrapolarlo a tu producto o servicio) y eso es lo que realmente voy a buscar en twitter.

Pongo en el buscador: “trabas aduana” (por usar un término más o menos del sector) y ahí si hay escuchas que valen la pena.

Son gente que tiene un perfil en twitter y que comenta que tiene problema para exportar.

Escuchamos, leemos sus comentarios y entramos en la conversación sin proponer nuestros servicios (el famoso engagement).

Por ejemplo este tuit de la imagen:

Le respondo a esta persona que efectivamente hay muchos problemas, pero que con un buen conocimiento de las normas y las instancias, es más sencillo importar y exportar. Si puedo le dejo una invitación a mi web y que ella decida. No intento venderle nada, sino primero empatizar con su problema y luego ofrecerle una solución no invasiva.

Y así sigo haciendo búsquedas como las del ejemplo.

Es mucho más trabajo sí, pero más efectivo, a mi modo de ver.

Al menos ese es el método que utilizo yo para escuchar activamente con cada uno de mis clientes ¡y me ayuda a buscar leads!

¿Cuál es tu forma de escuchar? ¡Me encantaría enriquecer mi sistema!

Si te gusto este post, compártelo en tus redes sociales (lo digo a pesar de que no me hagas caso ;))!

[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]

Anuncios

El branding como herramienta de fidelización

Cuando pensamos en fidelizar al cliente, se nos viene a la cabeza una serie de acciones de marketing, perfectamente validas, como promociones especiales, beneficios solo para clientes, trato VIP a nuestros clientes mas fuertes, etc.

Sin embargo, existe un elemento que nos ayuda, y mucho por cierto, a fidelizar a nuestros clientes. Este elemento es el branding, la marca, la potencia, la fuerza, la imagen que da una marca y que hace que los clientes se sientan orgullosos de pertenecer a esa marca.

La reputación o branding como elemento diferenciador nos ayudará a que nuestros clientes quieran estar con nostros habiendo mucha mas oferta en el mercado. Pongo por ejemplo marcas deportivas muy conocidas: Nike y Adidas ambas se reparten el gran mercado en complementos deportivos. Su brandign es monstruoso en un buen sentido de la palabra, cuidan al máximo todos sus elementos de valor como el logotipo, las politicas de comunicación. La credibilidad es algo que trabajan todos los días.

Sus embajadores son los mejores atletas del momento y mientras visten su marca se comportan como campeones. Eso hace que mucha gente quiera emular a la estrella deportiva y una forma sencilla es vistiendo lo que viste, poniéndose la misma camiseta, las mismas zapatillas, los calcetines… eso es branding.

El hacer sentir que perteneciendo a una marca somos especiales, que esa imagen que aparece en los carteles, las pantallas, internet es perfectamente transmisible por el simple hecho de tener algo de esa marca.

Lo mismo sucede con marcas que no son famosas. El carnicero de mi barrio, por ejemplo es muy conocido porque ha cuidado “su marca” su nombre es referencia entre los compradores asiduos y los que no lo son, cuando preguntan en el entorno de su localidad tienen una amplia recomendacion. Tiene una política clara: su local perfectamente limpio, la temperatura perfecta (no importa esperar en inverno o verano), su charla amable y siempre preguntando por el cliente ante todo. La sonrisa pronta, consejos sobre como cocinar tal o cual corte. Si eres cliente asiduo te consiente, te regala una marca nueva de algun embutido, o con tu pedido aparece un trozo de longaniza o de chorizo que no has pedido y desde luego por el que no has pagado.

Eso es branding. Su marca esta bien diferenciada del resto, cuida su reputación en todos los sentidos y eso fideliza a los clientes. No hace falta ser una marca poderosa con un presupuesto enorme en marketing, lo que si hace falta es tener claras las cosas: tu objetivo de mercado, los límites que puedes atender sin causar molestias, y sobre todo preocuparte por tu cliente, el famoso engagement.

El branding, empieza por uno mismo y sí, por supuesto fideliza clientes (y casi siempre ¡es gratis!). Hay que esforzarse cada día, es verdad, pero vale la pena.

¿conoces a alguién de primera mano que tenga un buen branding? ¡Cuéntanos que nos viene bien saber estrategias nuevas!

¡Gracias por compartir! (un RT no estaría mal he? ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]

4 rápidos tips para construir comunidad

imagen del blog de ignacio santiagoCuando hablamos de redes sociales, lo más imortante es crear engagement (compromiso o relación) con nuestros seguidores (¡y posbibles leads). Cuando se manejan grandes cuentas, grandes en cantidad de seguidores, es complicado dar un seguimiento uno a uno. El esfuerzo tiene que ser mucho mayor para lograr este compromiso con nuestros seguidores.

Estos tres sencillas pautas me han ayudado a construir una red orgánica comprometida con mi marca.

1. Usar los nombres de las personas, no de las marcas o los alias. Esto require de un poco de investigación, sobre todo en twitter que esta mayormente firmado por el alias o por el nombre de la empresa. Llamar a las personas por su nombre es importante, les hacemos sentir que hablamos con ellos realmente, que no hay robots detrás de nuestra marca o nuestra cuenta. Sí es un poco duro cuando hay muchos seguidores diarios, pero crea ese lazo inicial tan importante.

2. Encontrar un hecho acerca de nuestros seguidores. Me refiero a tomarte la molestia de visitar su sitio web, su página de facebook, su enlace a linkedIn, o a su blog o leer lo relevante de su perfil, a donde quiera dirigirnos y opinar acerca de ello. Es mucho mejor recibir una bienvenida tipo: gracias por el follow, like, comentario; me ha encatado vuestro blog, page, web” o algo que se refiera a su persona. Yo lo hago siempre, me toma más tiempo  y no siempre puedo dar seguimiento el mismo dia del segumiento, pero lo intento.

3. Firmar con mi nombre propio en los comentarios. Esto es tan importante como el primer paso. La gente confía en la gente no en las marcas. No es lo mismo firmar como “spainsocial” que con Beatriz. La gente debe estar segura que hay otras personas detrás de una marca o empresa.

4. Evita las abreviaturas tanto como puedas. No todos tenemos que saber lo que es:  grax x el follow, o q pases 1 buen día,x k si (por que sí), esto no da una imagen de profesionalidad, a menos que tu público objetivo este claramente definido dentro de ese rango y aun asi, no suelo usar estas abreviaturas.

Estas sencillas pautas me han ayudado a mejorar las relaciones con mi comunidad y con las marcas que manejo.

Me encantaría escuchar (leer) las tuyas, anímate y escribeme alguna!

Si te gustó esta artículo, ¡compártelo en las redes sociales! (un RT tampoco estaría mal ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]

Adiós 2.0 ¡hola 3.0!

Últimamente se habla mucho del fracaso en bolsa de facebook.

Es cierto, sus expectativas financieras eran tan grandes como su base de datos, sin embargo los inversores no han reaccionado como se esperaba abriendo las carteras y peleándose por comprar acciones.

Esto ha generado montones de rumores acerca del pinchazo de las redes sociales y es que no se ha sabido diferenciar entre una “red social” y una “herramienta social”.

Las redes han estado ahí  siempre, desde hace mucho tiempo. Los masones (cuando aun eran los maestros constructores) eran una red, cada club deportivo con sus seguidores y afiliados es una red. Los colegios profesionales son otra red (auque ahora se llaman “verticales”).

Cada grupo de persona que se unen con un fin específico o no, son una red.

Lo que ha cambiado es la forma de afiliarse a esa red o grupo de intereses comunes.

Y esa es la gran diferencia. Facebook morirá, esta claro, como murió messenger, ICQ (¡que recuerdos!), soulseek,  y muchas más que han sido sustituidas por otras más nuevas, más rápidas. mas bonitas, etc.

Cada herramienta tiene una vida, y es tan larga como lo deje la siguiente mas novedosa y mejorada. Facebook, creo, aun tiene vida a pesar de estar llegando a su techo de seguidores. Esta haciendo mejoras para integrar o comerse los avances de la competencia y se nota. Aun así, llegará su final pero no creo que sea en el corto plazo.

De todos aquellos que ponen en duda el trabajo de los social media, no solo vivimos de facebook, ni de twitter, ni de pintrest, sino de la generación de engagement, de ese vínculo que hace que un público quiera estar con una marca, con una persona, con un personaje. Nuestro trabajo es hacer crecer esa idetificación entre un servicio y un fan, cliente, lead, una persona, en pocas palbaras. Que nuestro trabajo irá evolucionando como lo hace la sociedad y sus herramientas, sin duda, pero mientras seamos gregarios, que lo somos por naturaleza, el social media segurá existiendo.

El 2.0 pasará a la historia como lo hizo el 1.0 y avanzaremos hasta que dejemos de ponerles número porque será absurdo.

Nuestro trabajo, como social media, es justamente saber mirar ese avance y ajustarnos a esos cambios.

Yo, vengo del 1.0 trabajo ahora en 2.0 y me preparo para el 3.0 ¡y los que sigan!

¿y tu, que piensas, crees que las redes morirán algun dia?

Si te gustó esta artículo, ¡compártelo en las redes sociales! (un RT tampoco estaría mal ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]

¿Cuanto tiempo debo dedicar a cada red?

Una vez implementado nuestra estrategia de social media, aunque sea en una tienda pequeña, me preguntan ¿cuanto tiempo debemos dedicar a este tema?.

Bueno, esta pregunta es relativamente sencilla de responder. Primero, debemos saber cuales son nuestras cuentas y nuestras números.

Partamos de supuesto que tenemos solo tres redes con dos perfiles cada red y una sola persona a atender nuestra comunidad.Twitter, facebook y un blog integrado en nuestra web. Ahora hagamos un rápido análisis de cada red y perfil. Twitter es una red que requiere mas agilidad que el resto. Esto significa que aqui debemos tener más acción contínua, lo cual no significa que estemos enganchados a twitter todo el dia.

Hasta una comunidad de cero a 1000 usuarios podemos dedicar de 2 a 3 de horas al dia incluyendo todo el pack. Monitorización, engagement, planificación y programación de todos los post (para arrancar no recomiendo mas de 9-10 tweets al dia). Además de dedicar un rato a la busqueda de leads. Mas allá de esos usuarios, es mejor contar con una persona dedicada al social media de la empresa (la que desplegará toda la estrategia).

En cuanto a facebook, este nos da un poco mas de margen. Podemos dedicar una hora u hora y media al posteo y engagement y media a la métrica. Búsqueda de comentarios y respuestas a las peticiones, del tipo que sean, no recomiendo mas de 24-48 horas sin responder algo en facebook. Siempre y cuando nuestros fans no superen los 1000.

Por último, el blog. Este se deja programar con mas holgura ya que necesita de más “curación” de contenidos. Si programamos 2 a 5 artículos por semana será más que suficiente para una comunidad pequeña (entre 3000 y 5000). Si hacemos un post diario no nos tomará mas allá de 30 minutos o una hora como mucho para optimizarlo para el SEO.

En total,  para una empresa pequeña con una comunidad de arranque, de 5 a 6 horas al día es más que suficiente (es mi recomendación, ¡pero el social media es adictivo!, nunca tendremos suficiente con unas horas) para iniciarse en el social media.

Si las tareas se dividen (aunque las coordine una sola persona) optimizaremos tanto el tiempo como la calidad de nuetros contenidos.  Aunque lo idea es que una consultoría nos inicie y enseñe a manejar y solucionar los posibles problemas y tener personal propio con un buen conocimiento de nuesta empresa para esta delicada tarea (puede ser incluso el propietario quié dirija estas acciones).

No obstante cuando mayor sea la presencia de nuestra marca, mayor será la cantidad de recursos que debemos destinar al social media. Esperando que en algun momento tengamos un departamento dedicado solo a ello.

Si te gustó esta artículo, ¡compártelo en las redes sociales! (un RT tampoco estaría mal ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]

El ¿insano? cyborg media

Imagen de inncomex.com.mx

Imagen de inncomex.com.mx

Hace tiempo que empezó el social media.

Todos estamos de acuerdo en que es dos cosas: es social y es un medio de comunicación. Sin embargo hay personas que tienen cuentas generosas y una cantidad ingente de seguidores y seguidos. Y aquí es donde entra la polémica.

¿Qué tal válido es el uso de robots? ES decir, una persona con 500 seguidores puede perfectamente seguir su comunidad, porque casi no hay ruido. Sabe quién le ha hecho un reply, un RT o se ha hecho fan un día X a una hora específica. También puede poner post o tweets o anuncios en sus redes sin ningún problema de seguimiento y trabajar el engagement.

Pero, cuando trasladamos esto a grandes cuentas, ya sea de marcas personales o de empresa esto se hace poco menos que imposible, aun manejando listas, aun con ayuda de herramientas, es difícil.

La planificación de las publicaciones en las diferentes redes es esencial en el trabajo de un social media ya que libera tiempo para labores más importantes o urgentes. La respuesta automática es otra herramienta valiosísima cuando la cuenta que manejas es inmensa. Imaginemos por ejemplo la cuenta de @AnnTran_ con más de 300.000 seguidores en su haber. No la imagino dando la bienvenida uno por uno a todos sus seguidores. Ella usa robots (supongo) y me parece bien, supongo que su ratio será de entre 800-1000 reply, TR, fans, etc., al día.  O @jorgeavilam tampoco lo imagino viendo todos los tweets de su comunidad, uno a uno.

Sin embargo puedo decir con los dos ejemplos que acabo de mencionar que sí, el engagement existe, que sí, son las personas detrás de los números los que hacer crecer su comunidad. Que sí, efectivamente lo social prima sobre lo automático.

Por tanto, no es malo utilizar robots, la planificación exige herramientas potentes que nos ayuden a controlar nuestro tráfico, nuestra marca, nuestras publicaciones, a darle seguimiento a nuestra comunidad tan rápido como podamos, tan personalizadamente como sea posible.

Si no perdemos de vista la parte social, la parte cálida del trabajo entonces los robots son complementos que nos ayudan a acoger a nuestra comunidad y no a dejarlos de lado mientas nos dedicamos a analizar cifras y planificar estrategias, sin tomar en cuenta a las personas detrás de los números.

¿y tú, eres social media o cyborg media?

Si te gustó esta artículo, compártelo en las redes sociales! (un RT tampoco estaria mal ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]