Archivo de la etiqueta: target

Lo que no te han dicho de las listas de correos

Todos saben que yo soy pro mailings, es un tipo de publicidad que funciona bien.

Sin embargo no solo tiene bondades, sino que su parte oscura es también tan grande como la buena.

Aqui expongo mi versión con lo que yo he vivido para hacerme con una base de datos.

De manera ilegal existen caminos que no me ha tocado recorrer para conseguir listas de correos, aunque más de una vez me ha tentado comprar una base de datos, porque como todos tengo necesidad de conseguir direcciones de correo para mis campañas de email, pero prefiero hacerlo por la vía lenta y dolorosa de la legalidad.

1. El primer paso es definir bien mi target, pondré mi propio ejemplo, ya que no conozco como lo hacen ni mis clientes ni mis colegas, bueno si, pero no lo voy a publicar aquí ;).

Como decía, el primer paso es definir el target. Mi negocio esta orientado a otros negocios, por tanto es un B2B, lo que me interesa son empresas. Dentro de las empresas, no quiero cualquiera, sino alguna que este a mi medida de tiempo y recursos. Como soy freelance no me lanzo a ofrecer mis servicios a cocacola o inditex, no porque no quiera, sino porque ellos tienen un departamento para esto, sino que segmento más abajo.

Este es en realidad el paso número 1 para hacer la base de datos, la segmentación.

2. Como ya se lo que quiero, busco los directorios de empresas de mi localidad, no todos, porque me interesan las empresas pequeñas, realmente pequeñas, reviso los correos electrónicos que están publicados y que son públicos y los guardo en mi base de datos. Es importante que sean públicos, porque la ley de protección de datos es muy dura a con este tema.

3. Pido las direcciones a las tiendas de mi entorno cercano: la papelería del barrio (que tiene página web), el bar de copas a donde voy habitualmente, etc. Para este paso tienes que olvidarte de la vergüenza o del miedo al ridículo, si quieres conseguir algo, a por ello sin  miedo. Estos correos son perfectamente legales porque nos los dan voluntariamente. De paso ya les ofrezco mis servicios, sobre todo si aun no están en las redes J.

4. Hago uso de mis listas de correo personal, y les pido que envíen mi tarjeta de presentación (en software, claro) a sus propios contactos, a modo de carta cadena. Esto hay que hacerlo una única vez y como un favor personal. La mayoría accede, aunque si dicen que no, no insistas, es peligroso.

5. Evidentemente las redes. En este blog hay un formulario de suscripción perfectamente legal de dónde puedo colectar direcciones. Hay que poner una página de contacto para que la gente pueda dejar su correo legalmente tanto en la web como en el blog, en el facebook en cualquier sitio que tengamos en la nube. Sobre todo mi correo es público, cualquiera puede escribirme y una vez hecho, tengo otro correo más.

6. Por último, aunque no lo he hecho más que una vez y no me ha funcionado como yo quería, las cartas cadena. Habitualmente yo borro las direcciones de otros cuando decido abrir alguna, sin embargo una vez se me ocurrió coger todas las direcciones de mail y lanzar un banner solo con esas direcciones. La mayoría no llego siquiera a las bandejas de entrada y además corres el peligro de ser marcado como “spammer” y adiós a tu cuenta de correo para hacer campañas.

Como ves es un camino largo y doloroso, pero si se hace por la vía legal puedes conseguir una base de datos bien segmentada y con amplias posibilidades de conversión. Existen empresas que pueden proveernos de correos legales y segmentados, si te interesa hacer una campaña masiva y potente. De lo contrario, el ir aunque sea lentamente es preferible.

¿Algún consejo que quieras compartir? ¿Cómo consigues tu incrementar tu base de datos?

No te pido que compartas porque de todas formas, me he dado cuenta que no lo haces 😉
¡pero puedes suscribirte!
Abajo del todo, esta el formulario 🙂

Gracias!

Anuncios

Redes sociales a otro nivel: las redes verticales

Facebook es el rey de las redes, seguido, en España por tuenti y en cada país sus propias redes adecuadas a la sociedad en que se desarrollan.

Sin embargo en todas esas sociedades, incluyendo la nuestra, se están desarrollando a pasos agigantados redes sociales muy especializadas, enfocadas en un tópico específico.

A estas redes se les llama verticales. Las redes verticales tienen la peculiaridad de que son cerradas (la mayoría) es decir hay que buscarlas y pedir permiso para entrar en ellas. Como  dije antes, son muy especializadas.

Por ejemplo tenemos a dogster, una red especializada para amantes de los perros. Su equivalente para gatos es catster, Via.Me que esta recien surgiendo y que es para compartir videos, fotos, sonidos y un muy largo etcétera.

En todas esas redes se puede comentar. Pero, es para un público que tiene muy claro  lo que quiere sin tener que buscar en el timeline alguna cosa de su interes, o sin filtrar todo aquello que siendo de su interés, no es la razón por la que entraron en la red.

De todo esto se concluye que las redes verticales son una oportunidad de negocio estupenda: el target ya esta localizado, los intereses perfectamente delimitados y las necesidades ahí, esperando ser cubiertas, véase si no todas las redes para bucar parejas tipo meetic o para millonarios (en algunas la entrada supera los 30.000 euros) en fin redes sociales con todo tipo de especializaciones.

El social media evolucionará hacia estas redes verticales, que tomarán protagonismo conforme la gente se vaya segmentando por si misma y busque afinidad más que popularidad.

Yo estoy dentro de un par de redes verticales ¿y vosotros, las habeis probado ya?

Si te gustó esta artículo, ¡compártelo en las redes sociales! (un RT tampoco estaría mal ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]

3 errores que no debes cometer en tu blog

Cuando empezamos un blog debemos tener bien claro para que lo queremos.

Si es personal, si va a ser para promoción como profesionales, si queremos construir uno para un cliente, etc.

Habitualmente tendemos a cometer errores clásicos aquí te pongo 3 que yo he cometido (y aun no corrijo ;)).

1. No defines el target.

Quiero decir, este blog, específicamente esta hecho para social media. Y lo que yo pretendía en un principio era ofrecer valor a empresas y posibles clientes, gente que pueda contratar mis servicios como social media. Sin embargo ha derivado y lo escribo como si mi público objetivo fueran profesionales en social media, gente que no es mi objetivo (sin ofender a nadie). El target esta mal orientado.

2. No usas SEO

No hace falta ser un experto en el algoritmo de google para darle un poco de vida a nuestros post. Basta con utilizar algun tipo de herramienta (gratuita) para optimizar el texto, algunas muy sencillas de aprender y aplicar.  Puedes mirar también esta guia sencilla y práctica (bueno, todo lo sencilla que puede ser este tipo de guías). y aplicar algunos de sus consejos, yo te pongo este:

Un buen título con las palabras clave (lo que aparece en los buscadores vamos) es un buen inicio. Yo soy mala con los titulares (como podras ver en el resto de mis posts) y eso hace que mis búsquedas sean peores.

3. Mal uso de back links.

Un consejo que siempre hacen los expertos es dejar las “migas de pan” esos links a tu blog que vas dejando en otros blogs o páginas web.

No debemos dejar comentarios en cada blog que entremos y que tenga un campo para poner tu url, (bueno, si, si te apetece).

Los mejores backlinks son los que tienen “peso” en los mismos buscadores. No es lo mismo poner un link a tu blog en la web de “elpais.com” que ponerlo en este humilde blog.

Hay que indagar un poco y encontrar los mejores sitios para nuestro mercado y dejar ahí nuestra huella digital.

Sigo comentiento mas errores además de esto, pero por hoy ya he dicho bastante, y tú, cuales son los errores que has cometido y corregido!

Si te gustó esta artículo, ¡compártelo en las redes sociales! (un RT tampoco estaría mal ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]

¿me estaré convirtiendo en un spamer?

Llega el momento en la vida de un tweetero en el que te cuestionas ¿estaré publicando demasiado? ¿cuantos tweets debo poner al dia? ¿me estaré convirtiendo en un spamer?

Aquí entra la polémica. Si tienes una herramienta tipo hootsuite y programas tus tweets, y luego tienes otra tipo tweetdeck y tambien programas y resulta que cada una te da unas estadísticas y además quieres completarlas con crowdbooster que es muy bueno y te da otras estadísticas, pero también te deja programar y lo haces. Ya tienes al menos tres herramientas que si programas 9 tweets por día son 27. Si además de eso, haces los tweets in situ, otros 5, sumamos mas de 30 tweets al día.

¡son muchos! ¿son muchos?

Eso dependerá si son de gran valía o son solo para rellenar huecos.

No debemos perder la perspectiva de lo que es un tweet. Una herramienta que ayuda a dar valor a nuestra marca, ya sea personal o de negocio, pero es una herramienta más que nos facilita el engagement, no abusemos.

Habemos los entusiastas de tweeter que pecamos de postear demasiado. Es el momento en que pensamos ¿me estaré conviritiendo en un spamer? Pero, tomando en cuenta la corta vida de un tweet (24 horas en el caso de los mejores) no es tan difícil entender que queramos estar presentes al menos una vez cada hora en la mente de nuestro target.

Yo creo, sin embargo, que las cuentas personales aceptan bastantes mas tweets que las de nuestro negocio o cliente. Sigo pensando que una media de 3 a 5 tweets por día es lo sano para una buena presencia de marca sin abrumar a nuestros posibles leads.

Yo he tendio más de una vez esta crisis, aunque luego se me pasa 🙂 y tu ¿has tenido alguna vez la crisis del sapmer?

Si te gustó esta artículo, ¡compártelo en las redes sociales! (un RT tampoco estaría mal ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]

Un acortador de url’s divertido y social

Karmacracy.es un acortador de url’s desarrollado por una empresa española.

Me ha llamado la atención ¡y mucho! Gracias a su extrema facilidad de uso, y lo lúdico de la aplicación en si misma.

Registrarse en muy sencillo, con un perfil social o una dirección de correo electrónico.

Cuentan con un complemento para ponerlo directamente en nuestro navegador favorito y con un simple click compartir un enlace en las cuentas que tengamos registradas.

En mi caso, he puesto tres de mis redes.  ¿Dónde está la gracia entonces de este acortador?

Bueno, lo han hecho tipo juego de los que están tan de moda. Cada que compartes un enlace ganas “karma” para tu perfil. Tienen premios y logros. Además de hacer su labor principal (acortar URLs) cuando has compartido un enlace te pone en pantalla otros similares con lo cual te ahorra tiempo en las búsquedas además puedes seleccionar a que perfil en especial quieres dirigir el share, con lo que ahorramos tiempo y enfocamos el target . Yo lo veo bastante útil y divertido.

Tiene además, en su parte más social, que podemos hacer circulos con las personas que comparten el mismo tipo de enlaces que nosotros hacemos y una lista de palabras importantes. Sus textos motivacionales ayudan a incrementar esta parte social.

Mi pregunta es, si usamos esta aplicación, ¿lo haremos en detrimento de los shares de las mismas páginas o posts? No lo tengo muy claro, a fin de cuentas el conteo de TR  y Reply’s cada herramienta lo hace por separado.

El problema que yo le veo es que no deja programar los posts, es inmediato. Tiene su propia métrica que no es muy ortodoxa pero es divertida. Pruébalo! Al menos te hará gracia 🙂

Si te gustó esta artículo, ¡compártelo en las redes sociales! (un RT tampoco estaría mal ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]

KPI’s al desnudo

Siempre que hablamos de estratégia a nivel marketing, ya sea online u offline salen a relucir los famosos KPI’s (key performance indicator), estos no son sino la forma de medir los objetivos que estamos buscando.

La importancia de estos KPI’s estriba en que son las guias de nuestra actuación como estrategas del marketing. Para definir el KPI se requiere de un conocimiento a fondo de la empresa con la que estas trabajando o aquella para la que colaboras. No es lo mismo definir el objetivo para una empresa de venta de ropa deportiva que para una empresa de educación a distancia. Hay muchas variables que influyen en cada negocio, como por ejemplo la estanqueidad, que se da mucho en negocios como juguetes, escuelas a todo nivel, etc.

Para el SEO o SEM es sencillo definir y seguir los KPI’s, sin embargo para el social media es un poco más complicado, pero no imposible.

Abajo verás un ejemplo de KPI’s de una empresa con la que trabajé este año:

Son bastante claros y perfectamente medibles, con herramientas sencillas y gratuitas. La parte de social media la hemos metido dentro de las apariciones y del aumento de leads:

Para definir los KPI’s he tenido en cuenta el tipo de empresa, su evolución, la situación actual del mercado y su público destino. Hemos analizado bien el target y nos hemos planteado objetivos, aunque ambiciosos alcanzables.

Una vez definidos, se hicieron las líneas de acción, que le toco implementar a su equipo de social media (tres personas). De momento, van bastante bien :).

Cuanto tengamos de definir estos KPI’s hay que llegar a un acuerdo realista con la empresa, el social media no es magia que una vez implementada va a limpiar nuestra imagen y hará que todo mundo quiera estar en nuestra comunidad.

Hace falta trabajo duro y constante, pero al fin, el resultado (medible y bien planteado) llega.

Si te gustó esta artículo, compártelo en las redes sociales! (un RT tampoco estaria mal ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]

Cuentame un cuento

A todos nos gustan las historias. Desde épocas inmemoriales nos gusta que nos cuenten cosas. Y si tienen intriga, suspenso, amor, aventura, mejor aún.

Ese es el éxito de cualquier campaña en social media. No debemos ver “clientes potenciales” sino personas, gente que tiene alegrías y tristezas que vive el drama, la pasión, que disfruta con el fútbol o con el tenis.

Uno de los componentes básicos (o el mas importante quizá) es el conocimiento profundo de la motivación de nuestro target. Muchas veces no es el precio, ni siquiera la calidad de nuestro producto o servicio, es algo más. Es la personalización, es el escucharlos, es el saber su nombre y sus circunstancias y actuar conforme a ello.

Desde luego no podemos hablar con cada uno de nuestros clientes, pero si podemos hacer ciertas generalizaciones. Por ejemplo, sabemos que la mayor parte de personas en facebook en España son chicas entre 18 y 22 años. Que la mayor parte de personas en twitter en España son chicos en un rango de edad un poco mas alto.

No es lo mismo la motivación para unos que para otros. El conocimiento profundo de nuestro mercado nos acercará mas aun a nuestro objetivo, que no es vender directamente, sino que nos elijan de entre otros. Ese es el verdadero éxito, la elección nuestra sobre otros  y eso se logra escuchando y sacando datos de esa escucha activa. El estratega y el community tienen que ser, además de todo, buenos escuchadores, no todo es ruido en la red.